México planea emitir una CBDC en los próximos dos años, pero prefiere mantener una “sana distancia” entre las criptomonedas y el sistema financiero. 

El Banco Central de México (Banxico) se está preparando para abrirle las puertas a una moneda digital de banco central, o CBDC, por sus siglas en inglés.

El gobierno del país centroamericano informó el miércoles de esta semana los planes para desplegar un peso digital para 2024. El proyecto de emisión de una CBDC responde a la necesidad de actualizar la infraestructura de pagos en línea con las nuevas tecnologías con el fin de impulsar la inclusión financiera, dijo el gobierno federal a través de la cuenta oficial de Twitter de la presidencia.

El Banxico informa que hacia 2024 tendrá una moneda digital propia en circulación, por considerar de suma importancia estas nuevas tecnologías y la infraestructura de pagos de última generación como opciones de gran valor para avanzar en la inclusión financiera en el país.

México tendrá su peso digital para 2024.

El subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, ya había adelantado los planes en una videoconferencia organizada por S&P, según reseñó el medio de noticias El CEOEstamos trabajando en un proyecto [de CBDC], hasta tenemos un timeline donde pensamos que quizás para finales de 2024 a más tardar ya la deberíamos tener operando perfectamente bien, sostuvo Heath.

El jefe de la entidad mencionó el sistema de pagos electrónicos interbancario (SPEI) como un ejemplo de avance nacional en materia de pagos y finanzas digitales. Desarrollado por Banxico, SPEI permite al público en general realizar transferencias electrónicos de forma expedita a través de la banca por internet o de la banca móvil.

La puesta en marcha de un peso mexicano digital no desplazará de forma automática a los billetes y monedas físicos, debido al “alto índice de informalidad y la baja inclusión financiera” del pías, advirtió el subgobernador durante la conferencia. En cambio, se prevé que ambos sistemas -CBDC y papel moneda- circulen simultáneamente de forma complementaria; aunque se mantendrán los billetes y los sistemas de pago electrónicos existentes como los mecanismos predominante.

Vamos a tener el uso del papel moneda como el pago preponderante a nivel nacional por mucho tiempo, entonces no queremos estar ausentes de estos avances tecnológicos; estamos ahí, lo vamos a hacer y vamos a estar trabajando. 

Ni el gobierno federal ni la autoridad monetaria de México brindaron mayores detalles sobre los planes de CBDC. Banxico tampoco ha emitido un documento formal sobre el desarrollo.

CBDC sí, pero cuidado con las criptomonedas.

La noticia se produce casi un mes después de que la recién nombrada miembro de gobierno del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja, adelantara ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado que la entidad se encontraba analizando la posible implementación de una moneda digital.

Más recientemente, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, también ratificó en una entrevista al medio Expansión que la entidad federal está trabajando para modernizar los sistemas de pago. En la misma línea que Heath y Rodríguez Ceja, hizo hincapié en el avance de Banxico con el desarrollo de sistemas como SPEI y CoDi; y agregó que la entidad espera continuar avanzando en esta materia y que la innovación no excluiría a las monedas digitales de banco central.

Tenemos una serie de pasos y de proyectos que la Junta de Gobierno ya ha aprobado en la agenda de los sistemas de pagos, que van a permitir contar con medios digitales cada vez más modernos y ágiles.

Si bien los jefes de Banxico han mostrado una actitud receptiva y han destacado la importancia de la implementación de una CBDC, coinciden en que se debe hacer una diferencia clara entre las CBDC y las criptomonedas. De hecho, tanto Díaz de León como la recién nombrada gobernadora han sostenido que el sistema de pagos digitales mexicano debe mantenerse alejado de las criptomonedas.

Banxico ha tratado de delimitar una ‘sana distancia’ entre los criptoactivos y el sistema financiero; creemos que no es una buena idea que los bancos presten a hogares o empresas para hacer compras de criptoactivos”, dijo el gobernador a Expansión, y agregó:

No estamos contra los criptoactivos, tienen su propio carril, su propio universo y dinámica. Lo que sentimos que puede ser perjudicial para el sistema financiero es plantear una intersección amplia y profunda entre los criptoactivos y el sistema financiero.

Bancos centrales de Sudamérica se abren a las CBDC.

Mientras tanto, otros bancos centrales de la región sudamericana también han expresado este años planes para desarrollar sus propias CBDC. Entre ellos, Brasil se prepara para lanzar un programa piloto el próximo año, según adelantó el presidente del banco central de ese país, Roberto Campos Neto, en noviembre. Entre los planes, Brasil también presentará una propuesta para regular las criptomonedas.

El banco central de Perú también anunció este año que se estaba sumando al impulso global de las CBDC. El presidente de la autoridad monetaria peruana,  Julio Velarde, indicó hace unas semanas que el banco trabaja en alianza con los bancos centrales de otras naciones, incluyendo India, Singapur y Hong Kong, para el desarrollo de su moneda digital.

Otras naciones de todo el mundo también han anunciado avances en esta materia este 2021. Por ejemplo, Nigeria, que se convirtió este año en el primer país africano en contar con una CBDC, mientras China se posiciona como uno de los países más avanzados en este sector. Más de 80 bancos centrales de todo el globo están trabajando y analizando el desarrollo de monedas digitales.

Fuente: Diario Bitcoin por Hannah Pérez.

ATT. Equipo Cripto Informativo.