El Airdrop de Arbitrum (ARB) sirvió como anzuelo para ser hackeada la cantidad de 500.000 USD.

Los tokens fueron robados por alguien que compiló un grupo de vanity address elegibles para airdrops de ARB.

Una vanity address, es una dirección de criptomoneda personalizada que contiene palabras o frases específicas elegidas por el usuario. Con el objetivo de hacerlas más personales y fácilmente identificables. Sin embargo, la seguridad de estas direcciones es cuestionable.

En Twitter se logró hablar referente a los tokens que fueron robados por alguien, que recopiló un grupo de vanity address. Que eran elegibles para recibir tokens ARB, y luego creó direcciones similares utilizando generadores aleatorios de vanity addresses. El hackeo de estas vanity addresses crea la imposibilidad de que los propietarios originales y reales, puedan reclamar sus tokens ARB.

Varios usuarios de criptomonedas han manifestado su tristeza vía Twitter por el robo de sus tokens ARB. La mayoría de los afectados siguen sin tener en claro el motivo del robo y no saben qué acción tomar al respecto.

La creación de una vanity address, requiere el uso de software y servicios especiales. Que comprometen la seguridad de las claves privadas de los usuarios. Los hackers que logran acceder a la clave privada, pueden robar toda criptomoneda que esté a su alcance.

La entrega de tokens de Arbitrum causó mucha emoción y saturó diversos sitios web. Sin embargo, la plataforma de análisis de blockchain Nansen, todavía existen hay 428 millones de tokens ARB disponibles para reclamar. El día jueves 22 de marzo, habían alrededor de 240,000 direcciones que aún no habían reclamado los tokens de gobernanza, a pesar de que el 61% de los monederos de criptomonedas elegibles ya lo habían hecho.

Los 428 millones de tokens que no han sido reclamados, tienen un valor aproximado de casi 596 millones de dólares, representando así, un 37% del total de 1,100 millones de ARB asignados para el airdrop de Arbitrum.

Teniendo en cuenta estas cifras, algunas direcciones elegibles que no han podido reclamar sus tokens podrían estar en la categoría de direcciones hackeadas. Esta no es la primera vez que los estafadores han comprometido vanity addresses en el espacio cripto. En enero, MetaMask hizo una advertencia a sus usuarios de criptomonedas sobre el envenenamiento de direcciones.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

ATT. Equipo Cripto Informativo.

Para recibir todas las noticias al instante Síguenos en:
TelegramFacebookInstagramTwitter y TikTok.
Pregúntanos en Info@criptoinformativo.io o WhatsApp

Noticias de Interés: