Ethereum puede convertir una inversión en un futuro.

Ethereum es ahora presentado como el activo opuesto a las finanzas convencionales, en una confrontación entre la descentralización y lo tradicional. Sin embargo, no hay una lucha entre ellos. En lugar de acabar el sistema financiero tradicional, Ethereum lo está mejorando. Es muy probable que, en un futuro no muy lejano, ambos sistemas estén estrechamente relacionados entre sí.

Las principales propuestas de valor de Ethereum “autocustodia, transparencia y desintermediación”. Son enormemente relevantes para las instituciones financieras, y pueden realizarse dentro de los marcos reguladores existentes. Ethereum ya ha dado los primeros pasos hacia la adopción institucional y, con su incomparable descentralización de la red, está prácticamente destinado a convertirse en la principal capa de liquidación de las transacciones financieras del mundo.

Muy neutral su función en un mundo de volatilidad.

Ethereum no está aquí para ofrecer una moneda alternativa sin Estado o una economía sumergida anonimizada. Lo que ofrece es sencillo: neutralidad.

Ethereum es el primer árbitro verdaderamente imparcial del sistema financiero mundial, y su llegada no podría ser más oportuna. La estabilidad geopolítica que ofrece la preeminencia de Estados Unidos se está erosionando, y la política interna de las principales economías se ha vuelto cada vez más volátil. En un mundo multipolar, el sistema financiero necesita urgentemente mantener unas reglas de juego fiables.

El sistema de Ethereum para liquidar transacciones y almacenar datos es prácticamente incorruptible. Esto se debe en gran medida a la descentralización sin rival de su capa de consenso, que abarca más de 500,000 validadores distribuidos entre más de 10,000 nodos físicos en docenas de países. A pesar de las preocupaciones en sentido contrario, Ethereum tiende a una mayor descentralización con el tiempo, no a una menor.

Sin duda, Ethereum nunca sustituirá a los contratos tradicionales ni a las autoridades legales para mediar en disputas. Lo que promete, con su código inviolable e imparcial, es evitar que surjan innumerables disputas en primer lugar.

No cabe duda de su adopción a nivel institucional.

Puede que el futuro de Ethereum aún esté lejos, pero sus componentes básicos ya están aquí. Las finanzas descentralizadas (DeFi) se sobrecalentaron hasta convertirse en una conflagración especulativa en 2021, pero ese tipo de actividad estimuló una innovación considerable. Ahora existe la tecnología para crear una amplia gama de mercados desintermediados e instrumentos financieros tokenizados.

En los próximos años, se espera una proliferación de valores tokenizados, empezando por activos de renta fija sin riesgo. También se invertirá mucho en los pools de staking de Ethereum, que se convertirán en un activo estratégico fundamental en el mercado institucional de criptomonedas. Otras áreas de interés incluirán la información financiera en la cadena, flujos de usuarios racionalizados para el cumplimiento normativo y derivados tokenizados de grado institucional.

Sin duda, la reciente oleada de medidas coercitivas ha enfriado la actividad de desarrollo en los Estados Unidos, pero seguirá siendo un mercado importante para la próxima oleada de protocolos regulados.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

ATT. Equipo Cripto Informativo.

Para recibir todas las noticias al instante Síguenos en:
TelegramFacebookInstagramTwitter y TikTok
Pregúntanos en Info@criptoinformativo.io o WhatsApp

Noticias de interés:


  • Categoría de la entrada:Cripto Sugerencia