¿A qué se debe esta hiperbitcoinización? ¿Necesidad, popularidad u obligación?

¿Es la hiperbitcoinización realmente una buena idea? El fanatismo como problema y la oportunidad de obtener el éxito como una opción dentro de la diversidad de otras opciones.

Los seres humanos somos insaciables. No nos basta con tener una parte de algo, queremos tenerlo todo. Queremos el pastel entero, y si puede ser, con nata y cerezas. Esta actitud se refleja en muchos ámbitos de nuestra vida: la religión, la política, los negocios, etc. Nos cuesta aceptar la diversidad, la pluralidad y el equilibrio. Nos dejamos seducir por las ideas que nos prometen un mundo perfecto, sin contradicciones ni conflictos. Un mundo donde solo hay una verdad, una forma de pensar, una manera de vivir. Donde no hay espacio para el diálogo, el respeto o la tolerancia. Donde solo hay fanáticos.

Los fanáticos son personas que han renunciado a su capacidad crítica y a su libertad individual. Se han entregado a una causa, a una ideología o a un producto que les ofrece la felicidad absoluta. No admiten ninguna duda, ninguna crítica, ninguna alternativa. Son capaces de defender lo indefendible con tal de no reconocer sus errores o sus limitaciones. Son personas que quieren imponer su visión del mundo a los demás, sin importarles las consecuencias.

Vemos fanatismo todo el tiempo en torno a Bitcoin. Bitcoin es un activo digital que se ha convertido en un fenómeno global. Muchos creen que es el futuro del dinero y que va a acabar con los sistemas financieros tradicionales. Algunos incluso hablan de la hiperbitcoinización: un escenario donde Bitcoin es la única moneda válida y aceptada en todo el planeta.

¿Que considera hoy en día la sociedad?

Estas personas consideran Bitcoin como una solución mágica a todos los problemas económicos y sociales. O sea, Bitcoin para el desayuno, el almuerzo y la cena. Bitcoin hasta en la sopa. Solo les interesa Bitcoin. Es decir, no solo invierten en el activo. No solo usan el activo. Además, se vuelven unos molestos evangelistas que no paran de hablar de una utopía donde Bitcoin es lo único que existe. ¡Qué cansancio! ¿Es la hiperbitcoinización tan buena idea?

En otras palabras, aquí vamos más allá. Lo que en el fondo tenemos es una causa política que plantea imponer una utopía libertaria y anarco-capitalista a través de una insurrección monetaria. O sea, aparentemente, Bitcoin no solo es una tecnología que puede enriquecer nuestra vida. Para muchos, es una especie de revolución reaccionaria contra el Estado. Para estos militantes, comprar BTC es una especie de plebiscito contra el sistema. Al parecer, se está construyendo un sistema alternativo. Y lo que se quiere es la abolición de la banca privada, el banco central y el dinero fiduciario en el contexto de una separación entre el Estado y la economía. La utopía es la hiperbitcoinización.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

ATT. Equipo Cripto Informativo.

Para recibir todas las noticias al instante Síguenos en:
TelegramFacebookInstagram y Twitter.
Pregúntanos en Info@criptoinformativo.io o WhatsApp

Noticias de Interés: