¿A qué se le denomina hoy “Título de Valor"?

Las empresas venden títulos de valor para financiarse. Los inversores los compran para ganar dinero y derechos. No todo es un valor. Depende de varios factores. ¿Es Bitcoin un valor? ¿Son las criptomonedas un valor?

Para crecer y llevar a cabo sus proyectos, las empresas requieren dinero. Emitir títulos de valor es una manera de obtenerlo. Estos son documentos que expresan una parte de la deuda o del patrimonio de la empresa. Algunos títulos de valor son, por ejemplo, las acciones, los bonos, las opciones, etc.

La empresa ofrece estos documentos al público en el mercado financiero cuando los emite. Los inversores los compran y ganan una rentabilidad por su dinero. También, los inversores consiguen una serie de derechos sobre la empresa, como cobrar dividendos, intervenir en las decisiones o vender el documento cuando deseen.

Así, la empresa se financia y los inversores se benefician. Es un intercambio que favorece a ambos y que ayuda al desarrollo económico.

¿Qué es un título de valor? Según Wikipedia, es un documento que contiene un derecho privado patrimonial que se puede transmitir a otra persona. Por ejemplo, un cheque, un pagaré, una letra de cambio o una acción bursátil son títulos de valor.

Claro que todo esto suena muy bonito, pero no siempre es fácil diferenciar entre lo que es un título de valor y lo que no lo es. ¿El oro es un valor? ¿El petróleo es un valor? ¿Una obra de arte es un valor? ¿Un coleccionable es un valor? ¿Una criptomoneda es un valor? La respuesta no es tan simple como parece. Depende de si el objeto tiene un documento que lo respalde, de si se puede negociar en el mercado, de si tiene una regulación legal, y de otros factores.

Para saber si algo es un valor o no, necesitamos una definición clara por parte de las autoridades. Esto no es solo por cuestiones de lenguaje, sino también por cuestiones legales. Existen organismos como la SEC en los Estados Unidos que se encargan de defender a los inversores de las mentiras y los fraudes. Porque hay muchos que nos pueden ofrecer el oro y el moro, para quedarse con nuestro dinero. Pero no todos son honestos ni capaces. Algunos son unos timadores, otros unos inútiles y otros unos soñadores.

Veamos el caso de las criptomonedas. Hay gente que se inventa sus propias monedas digitales y las pone a la venta. Es habitual que el día que las lanzan se guarden muchas para ellos mismos. Cuando las primeras monedas empiezan a cotizar en el mercado… Se vuelven millonarios al instante. Los inversores aportan su capital en estos proyectos. Los creadores de estos proyectos pasan de la pobreza a la riqueza en un abrir y cerrar de ojos… Pero a diferencia de lo que pasa en las bolsas de valor, el mundo de la cripto no da muchas seguridades a los inversores.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

ATT. Equipo Cripto Informativo.

Para recibir todas las noticias al instante Síguenos en:
TelegramFacebookInstagramTwitter.
Pregúntanos en Info@criptoinformativo.io o WhatsApp

Noticias de Interés: